martes, 16 de marzo de 2010

Virus promíscuos

Como era de esperar, el virus responsable de la pandemia de gripe H1N1 no se está quieto. Genéticamente hablando, claro. En Hong Kong han visto que en los cerdos, el H1N1 pandémico está intercambiando genes con virus propios de estos animales. Como explicábamos en Las grandes plagas modernas, los cerdos actúan como reservorios, o "cocteleras" donde se pueden mezclar diferentes tipos de virus. El peligro de que salga un virus nuevo de estas mezclas que sea más agresivo que los que cirulan no es nada despreciable.

¿Hay que preocuparse? Aún no. La noticia no es del todo inesperada. No significa necesariamente que se está "incubando" un virus de la gripe más letal que acabará pasando a los humanos. Simplemente es un mensaje de alerta, que refuerza una idea que los expertos han venido discutiendo desde el principio de la pandemia: hay que vigilar más a los cerdos. Son un riesgo potencial de pandemias por virus nuevos. Mejor tenerlos controlados que descubrir demasiado tarde que nos han contagiado, como seguramente ha pasado con la última gripe pandémica.

1 comentario:

moontseta dijo...

No si al final els musulmans "tindran raó" i haurem de passar del porc! ;D

Molt interessant! ^_