viernes, 31 de octubre de 2008

Transgénicos, antioxidantes y una cura para el cáncer.

Se acaba der publicar un interesante artículo que describe un nuevo tipo de tomate transgénico rico en antioxidantes.

Por un lado, es una demostración más de que usando las técnicas para crear transgénicos podemos obtener vegetales con dosis extra de ciertas sustáncias, con la idea de tratar enfermedades o déficits alimentarios (ver Inmortales y perfectos, página 69, o aquí).

Además, los autores demuestran que los ratones que comen el tomate transgénico, que tiene un curioso color púrpura, viven más tiempo, debido probablemente a la dosis extra de antioxidantes. Como he repetido bastante últimamente, aún no se ha demostrado que los antioxidantes sirvan para retrasar el envejecimiento en humanos y hay estudios que indican que en ciertas ocasiones un exceso de antioxidantes puede hasta ser nocivo. Por tanto, no tiene ningún sentido lanzarse a comer tomates púrpura sin parar, algo que sin duda algun comerciante avispado pronto nos sugerirá.

(Foto: el tomate púrpura comparado con uno normal. Foto extraída del artículo original).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

falta la cita hermano

(misanthrope8@live.com.mx)

SM dijo...

¿Cual? TOdos los links funcionan.